Edgar Lee Masters

Posted by La mujer Quijote in ,

Masters, poeta, dramaturgo y novelista, pasó a la historia de la literatura por "Antología de Spoon River", un poemario escrito al margen de las vanguardias que dominaban la poesía de la época. La obra, extraña, es un retrato de las miserias humanas de la América profunda construído a partir de poemas que son a la vez epitafios .

Silencio
He conocido el silencio de las estrellas y del mar,
y el silencio de la ciudad cuando calla,
y el silencio de un hombre y una mujer,
y el silencio por el que la música sólo encuentra su palabra,
y el silencio de los bosques antes de los vientos de la primavera,
y el silencio de los enfermos
cuando sus ojos vagan por la habitación.
Y pregunto: ¿Para qué cosas profundas sirve el lenguaje?
Una bestia del campo se queja unas pocas veces
cuando la muerte se lleva a su cría.
Y nosotros nos quedamos mudos ante realidades de las que no podemos hablar.
Un chico curioso le pregunta a un soldado viejo sentado
frente a un almacén
--¿Cómo perdiste la pierna?
Y el viejo soldado se queda sin palabras
o desvía el pensamiento
porque no puede concentrarlo en Gettysburg.
Y vuelve jocoso
y le dice: Un oso me la comió.
Y el chico se maravilla, mientras el viejo soldado
mudo, débil, sobrevive a
los fogonazos de los revólveres, al trueno del cañón,
los gritos de los asesinados,
y a él mismo tendido en el suelo,
y a los cirujanos del hospital, los cuchillos,
y a los largos días en cama.
Pero si pudiera describir todo esto
sería un artista.
Pero si fuera un artista debería haber palabras más hondas
que él no podría describir.
Está el silencio de un gran odio,
y el silencio de un gran amor,
y el silencio de una profunda paz interior,
y el silencio de una amistad traicionada,
está el silencio de una crisis espiritual,
a través del cual, el alma, exquisitamente torturada,
llega a visiones que no pueden pronunciarse
en un reino de vida superior.
Y el silencio de los dioses que se entienden sin hablar,
está el silencio de la derrota.
Está el silencio de los injustamente castigados;
y el silencio de los agonizantes cuya mano
de pronto toca la nuestra.
Está el silencio entre el padre y el hijo,
cuando el padre es incapaz de explicar su vida,
y por eso mismo resulta incomprendido.
Hay el silencio que crece entre el marido y la mujer.
Hay el silencio de aquellos que fracasaron;
y el vasto silencio que cubre
a las naciones quebradas y a los líderes vencidos.
Está el silencio de Lincoln,
pensando en la pobreza de su juventud.
Y el silencio de Napoleón
después de Waterloo.
Y el silencio de Juana de Arco
diciendo entre las llamas, "Jesús Bendito"...,
revelando en dos palabras toda la pena, toda la esperanza.
Y hay el silencio de la vejez,
tan lleno de sabiduría que la lengua no pronuncia
las palabras inteligibles para aquellos que no han vivido
la gran extensión de la vida.
Y está el silencio de los muertos.
Si nosotros, vivos,
no podemos hablar de profundas experiencias,
¿Por qué asombrarse de que los muertos
no nos hablen de la muerte?
Su silencio será interpretado
cuando nos acerquemos a ellos.


Amanda Barker
Henry me embarazó
sabiendo que no podía dar a luz
sin perder la vida.
Así fue que en mi juventud
pasé por los portales de polvo.
Viajero: en el pueblo donde viví se cree
que Henry me amó con amor de esposo,
mas proclamo desde el polvo
que por satisfacer su odio me mató.


El desconocido
Escuchen, ambiciosos, la historia de un desconocido que yace
aquí, sin lápida que indique el lugar.
De un muchacho, temerario y travieso, vagando,
fusil en mano, por el bosque cercano a la finca
de Aaron Hartfield, disparé a un halcón posado
en la copa de un árbol seco.
Cayó con un grito gutural a mis pies, rota un ala.
Lo puse en una jaula, donde vivió
muchos días, graznando
airadamente contra mí
cuando le ofrecía comida.
A diario busco en los dominios del Hades
el alma del halcón
para brindarle la amistad de uno
a quien la vida hirió y enjauló.

This entry was posted on 01 octubre 2010 at 20:52 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

1 comentarios

simplemente me encanta!
gracias!!!!

yolanda

2 de octubre de 2010, 0:09

Publicar un comentario